El Crecimiento de Panamá se destaca en América Latina

Por Anónimo
Fecha 2012-06-30

 Capital

La zona sur de la ciudad capital que comprende Marbella, San Francisco y Bella Vista, al igual que la Avenida Balboa son los sectores en donde los proyectos inmobiliarios registran mayor tasa de crecimiento y el precio promedio presentan las mayores presiones al alza, por lo que recomiendan ser monitoreados para evitar algún tipo de sorpresa que pueda tener una incidencia de negativa en el mercado.

La recomendación fue hecha por el economista y financista, Ernesto Bazán, quien pese a esta advertencia sostiene que “no hay señales de alerta de burbuja”, y es que no se registran los indicadores que acompañan a la primera fase de una burbuja como lo son: Un incremento persistentemente anormal en los precios, originado por las expectativas y no por fundamentos económicos, lo que va unido a un significativo incremento del nivel de endeudamiento privado.

 

En la actualidad el mayor número de unidades habitacionales se construyen en la Avenida Balboa con un total de 3.444, alrededor de un 100% más que los apartamentos construidos en esa misma zona en el 2010.

En el caso de la zona sur de la ciudad capital, en 2011 cerró con un total de 896 unidades, una cifra tres veces mayor a los 204 del 2010.

El porcentaje de reservas alcanza en la zona sur alcanza 76%, mientras que en la Avenida Balboa registra un 66%. Y son las dos únicas zonas de la ciudad capital donde el precio del metro cuadrado ha ido en aumento, todo lo contrario a lo ocurre en el resto de la capital, donde los precios van hacia la baja.

En el caso de la Avenida Balboa el precio del metro cuadrado en el último año pasó de $2.411 a $3.023, mientras que en Marbella, San Francisco y Bella Vista de $1.621 en el 2010, al cierre del 2011 su costo alcanzó los $1.195 el metro cuadrado.

Bazán en su análisis del mercado inmobiliario expresó que a diferencia de la segunda fase de una burbuja en donde no hacen slow dow, sino que simplemente explotan. En Panamá la cartera de crédito del sector de la construcción se ha estado reduciendo de una manera gradual.

También destacó que “se observa una relativa estabilidad en los precios de los principales materiales de construcción, en la tasa de crecimiento del sector hipotecario residencial y en las tasas de interés”.

Para el economista la crisis del 2008 ayudó a atenuar las expectativas del mercado inmobiliario en Panamá, al tiempo que los bancos han manejado políticas de crédito conservadoras, tanto para el sector construcción como para el sector hipotecario”.

A lo largo de la historia se han registrado varias burbujas, las más famosas han sido las de los tulipanes en 1637, la española en 1997 y la última fue la “suprime” de Estados Unidos en 2007-2008.

En el 2011 los permisos de construcción correspondían un 55% a proyectos no residenciales y un 45% a residenciales, un porcentaje muy parecido al año anterior.

Los empleos generados por la industria de la construcción al pasado mes de agosto representaron el 10,4% del total de la población ocupada.

El presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Wilson Álvarez, dijo que el mercado inmobiliario panameño está saludable y se mostró “muy optimistas, porque en los dos primeros meses del año hubo un incremento en las ventasA.

“Vamos por buen camino”, dijo Álvarez, al tiempo que señaló que el inventario de apartamentos de alto costo se están agotando, pero el mercado medio se está moviendo muy bien, al igual que el comercial, industrial y de oficinas.

Redacción

 

Redacción